La enfermedad

enfermedad¿Cómo es posible la enfermedad?

Es fascinante como hemos sido capaces de crearnos una serie de síntomas a partir de una educación, creencias y falta de coherencia en nuestras vidas. Eso si, siempre desde la inconsciencia, desde la pura inocencia de cada uno, del no saber cómo funcionan las cosas realmente y de qué nadie tampoco nos enseñó cómo es esto del pensar, sentir y hacer de forma coordinada. Porque nadie enseñó tampoco a nuestros, padres, abuelos, bisabuelos, etc.

Pero hoy en día empezamos a ver como ya son muchas las personas que vislumbran con total claridad que esto tiene que ser de otra manera, que el camino es otro y que en realidad la enfermedad es una aliada y no una enemiga. En el sentido de que viene a decirte que hay algo en tu vida que no está en coherencia con aquello que piensas, sientes y haces. Y desde ese nuevo paradigma empiezan ya muchos a encontrar soluciones a sus síntomas, a sus malestares y sin sentidos, y a retomar las riendas de su vida.

Desde este prisma podemos decir entonces que la enfermedad es una señal, un símbolo que nos indica un desequilibrio, el cual se puede corregir cambiando nuestros hábitos, creencias y pensamientos incorrectos.

Debajo de cada enfermedad está la prohibición de hacer algo que deseamos o la orden de hacer algo que no deseamos. Toda curación exige la desobediencia a esta prohibición o a esta orden.  (Alejandro Jodorowsky).

Partes del cuerpo y sus símbolos:

  • Lado derecho: parte externa-física-material, masculina, hombre, padre, futuro.  (Zurdos al revés).
  • Lado izquierdo: parte interna, intuitiva-espiritual, femenina, mujer, madre, pasado. (Zurdos al revés).
  • El pelo: los pensamientos. Ideas viejas o ideas con historia. Los cambios de peinado, corte o color, indican renovación, cambio de ideas.
    • Pelo corto: no me dejo manejar, yo domino.
    • Pelo largo: me dejo manejar, soy dominado.
    • La caspa: es el residuo de las ideas “que te has comido”.
    • La grasa en el pelo: es la metáfora de una mayor fuerza creativa.
    • El pelo seco: retención de ideas.
  • Piel: es con lo que nos relacionamos con el mundo, el contacto con los demás pero también lo que nos protege del exterior. Todas las enfermedades de la piel son enfermedades de amor. Si soy tocado existo si no soy tocado no existo. La piel es integridad porque la piel lo cubre todo. Conflicto de límites y de fronteras. Hay que mirar la parte del cuerpo en donde la piel está afectada, por ejemplo, cuando los jóvenes tienen problemas de identidad les salen granos, pero les salen en la cara.
    • Cabeza: Mi inteligencia, mis ideas.
    • Párpado: Lo que no quiero ver o quiero ver.
    • La boca: Lo que digo o lo que no digo.cuerpo4
    • El oído: Lo que no quiero escuchar o lo que escucho.
    • Nariz: Mis asuntos sexuales o cosas que me huelen sucio.
    • Pecho: Mi pareja, mis hijos, mi casa.
    • Cara: Mi autoestima.
    • El codo: Mi necesidad de abrazos o mi capacidad de abrazar.
    • Mano: Mi trabajo.
    • Brazos: Mi trabajo.
    • Piernas: Mi camino, hacia dónde voy.
    • Glúteos: Mi lugar en la familia o grupo.
    • Cuello: Mi flexibilidad para cambiar.
    • Espalda: Mis responsabilidades y miedos.
    • Piel rugosa: No necesito contacto y me arrugo para poner distancia. Normalmente indica rudeza.
    • Piel seca: Hay ausencia de agua, humedad. Agua es mamá y referencias familiares.
  • Hombros: hacernos cargo de cargas y responsabilidades. El que lleva cargas es porque quiere ser importante, y quiere ser importante porque se tiene lástima, y se tiene lástima es porque se ha dado importancia.
  • Espalda: es el área de apoyo, se relaciona con nuestras creencias sobre el apoyo que tenemos de los demás, de las circunstancias y en general, de la vida. Todos los problemas de espalda se relacionan con apoyo.
    • Parte baja de la espalda: relacionada con las necesidades básicas como supervivencia, trabajo, económicas, escasez a nivel físico o material. Sentirse limitados acerca de como encaja el trabajo en mi vida, relacionado con aspectos básicos de dinero, de obligaciones o del ambiente familiar. Quejarse es una expresión de algún sentimiento de impotencia.
    • Parte media de la espalda: representa el soporte emocional, apoyo a nivel sentimental. Son las creencias sobre si nos quieren, si somos apreciados a nivel sentimental. Esta zona es la parte más agradable y tierna de la espalda, recuerda que por delante tiene el corazón y los pulmones; las emociones son el motor de la vida. También afecta a esta zona querer controlar las respuestas de los demás.
    • Parte alta de la espalda: es la parte mental, ideas que no te apoyan. Representa las creencias acerca de la necesidad de sufrir, sacrificarse y esforzarse para conseguir lo que se desea. La responsabilidad está siempre involucrada en dolores de esta zona. Lo llevamos todo encima porque queremos y además nos quejamos: “siempre soy yo quien debe hacerlo todo”.
  • Pechos: relación con la madre.
    • Pecho izquierdo: hijos reales o simbólicos, también tiene relación con la propia madre. Conflicto de nido. (En zurdos al revés).
    • Pecho derecho: pareja real o simbólica. (En zurdos al revés).
  • Inflamación: irritación con el padre o lo masculino.
  • Picazón: bronca con los otros o el pasado.
  • Cabeza: mi individualidad. Cuando algo anda mal en la región de la cabeza, suele significar que sentimos que algo anda mal en nosotros. Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo.
    • Dolores de cabeza: nos desautorizamos a nosotros mismos. Injusticia con uno mismo.
    • Las migrañas o jaquecas: personas que quieren ser perfectas y que se imponen a sí mismas una presión excesiva. Intensa cólera reprimida.
  • Oídos: problemas de no querer escuchar algo o haber dejado de escuchar algo que me gustaba.
    • Si tengo dolor: es que alguien me ha dicho algo que me ha molestado, me ha irritado o me ha hecho enfurecer.
    • Sordera parcial o total: Si yo padezco de sordera parcial o total en alguno de mis oídos o en ambos, significa que ya llevo mucho tiempo escuchando a alguien decir lo mismo y ya estoy harto.
    • Oído Izquierdo: “Algo que no quiero escuchar”. “Oigo lo que no quiero”. Se relaciona con la escucha interior y la necesidad de estar en contacto con los sentimientos y creencias.
    • Oído Derecho:“Algo que quiero escuchar”. “No oigo lo que quiero”. Se relaciona con la escucha externa, en términos de nuestras acciones y circunstancias externas.
  • Boca: problemas de no querer hablar. Tiene que ver también con lo femenino (la boca es receptiva). Por ser la parte superior del sistema digestivo, todo problema en la boca indica un rechazo a una nueva idea, a digerirla y utilizarla. Puede ser una idea propia o de otra persona. La persona que se muerde el interior de la boca se frena para no decir cosas que oculta y le angustian.
  • Vista: problemas con no querer ver determinadas cosas o a alguien, se prefiere cerrar los ojos a lo que sucede. No querer tener que verlo todo, no querer vigilar.
    • Si no ves bien de cerca: te cuesta ver lo que pasa cerca de ti, ya se en tu cuerpo (ej. no quieres ver como envejeces), alguna persona o algo en concreto. Lo que ves te da miedo y deformas la realidad para no verlo.
    • Si no ves bien de lejos: son miedos imaginarios al suponer cómo puede ser tu futuro o el de tus seres queridos. No querer mirar a lo lejos o al futuro por decepción con la vida, por pereza o cansancio.
    • Ojo izquierdo: lo que vemos de nosotros mismos. Lado femenino, tiene que ver con lo que aprendimos de nuestra madre.
    • Ojo derecho: lo que vemos fuera de nosotros. Lado masculino, tiene que ver con lo que aprendimos de nuestro padre.
  • La lengua: los problemas en la lengua tienen que ver con el sentimiento de culpa por lo que se ha comido, ya sea comida real o algo simbólico, es decir, que emoción o situación me he comido, me he tragado y por ello me siento culpable. También es posible que me sienta culpable por no haber sido discreto con algo y haya hablado más de la cuenta y por lo tanto simbólicamente “me muerdo la lengua”. En todos los casos de lengua, las preguntas que hay qué hacerse son:
    • ¿A causa de qué siento culpa?
    • ¿Qué dije que me genera culpa?
    • ¿Qué emoción no he dicho que me genera culpa?
    • ¿Qué alimento (emocional o real) tóxico me tragué y me hace sentir culpable?
  • Uñas: son protección, es con lo que nos defendemos, agredimos para protegernos. Si tengo algún problema en mis uñas debería observar en qué aspecto de mi vida me siento desprotegido. Hay que revisar el significado de cada dedo, ya sea de las manos o de los pies para comprender un poco más lo que significa cada uña.
    • Uñas de las manos y su significado: “Me protejo de…”
      • Pulgar: La relación que tengo con mi mamá.
      • Índice: La forma en que tomo decisiones.
      • Medio: Mi vida sexual.
      • Anular: Los compromisos que adquirí.
      • Meñique: Secreto familiar a mi alrededor.
      • Todas juntas: La relación con mi padre.
    • Uñas de los pies y su significado: “Me protejo de…”
      • Dedo gordo: Mi madre me obliga a…
      • Dedo 2: Relación con los colaterales: hermanos, pareja, amigos, etc.
      • Dedo 3: Comunicación con los colaterales.
      • Dedo 4: Enojo y rencor por injusticia de mi madre o los colaterales.
      • Dedo 5: Problemas de territorio con los colaterales.
    • Morderse las uñas: me estoy conteniendo de arañar, matar, hacerle daño, vengarme o atacar a mi padre (simbólicamente). También puede ser el mismo conflicto con la madre si se trata de las uñas del dedo pulgar. La persona que se muerde las uñas, es alguien que se carcome por dentro al no sentirse protegida, sobre todo con respecto a los detalles de su vida, siente frustración. Puede sentir ira hacia uno de sus progenitores que no la protegió lo suficiente, según sus necesidades. Cada vez que revive esa falta de protección con ese padre (real o simbólico) se muerde las uñas, lo cual alivia su angustia.
    • Uñas quebradizas: representan nuestra fragilidad ante la culpa por sentir que hemos hecho las cosas mal, por no haber sido perfectos. La búsqueda en ser perfectos y reconocidos les hace debilitarse.
    • Uñas encarnadas: vivo con inquietud y culpa mi derecho a avanzar por la vida. Son emociones contrariadas, por una lado siento que debo hacer las cosas y por otra lado me siento culpable porque creo que al hacerlo así o de otra manera puedo hacer daño a los demás.
    • Uñas con hongos: vivo una situación de “porquería”, de desvalorización con respecto a alguien a mi alrededor. Los hongos significan putrefacción, por lo que deberé revisar mi relación de pareja, la relación con mi madre, con mi padre, con mis hermanos, amigos, etc. Necesariamente hay una relación que siento como tóxica, contaminante, sucia, despreciable,  de la cual, debería alejarme porque está pudriendo mi seguridad y mi valor. Me siento atacado constantemente.
  • Manos: la mano izquierda es la que recibe y la derecha la que da.
    • Cualquier problema en mis manos significa que tengo un problema en mi trabajo o con mi trabajo, con mi desempeño laboral, con mi eficiencia, con mi habilidad para realizar algo, con mi precisión en el trabajo, con mis actitudes frente al trabajo, etc.
    • La palma de la mano me representa a mi padre o mi actitud como padre (padre real o simbólico). Si tengo un problema en las palmas de las manos, deberé analizar mi desempeño laboral o de actividades como padre o en relación con mi padre (ej: dejo de estar con mis hijos para trabajar o hago un trabajo que a mi padre no le gusta).
    • Un dolor en las manos, un eczema, una cortada, una fractura, artritis, nos está indicando que lo que estamos haciendo, no nos gusta, nos molesta, no lo estamos haciendo con amor.
    • Cualquier incapacidad en mis manos me indica que lo que hago no es realmente lo que quiero hacer, no escucho mis necesidades, mis gustos, ni mi corazón. Mientras haga aquello que no me gusta no sanaré.
  • Rodillas: rigidez mental. Cualquier síntoma en mis rodillas significa que vivo un conflicto emocional de desvalorización con respecto a alguien o algo que “me obligo a hacer” o que “me obligan a hacer”. Es una muestra de mi “sometimiento”. Siento que debo tener resultados  y que si dejo de hacer algo le fallo a los demás y a mí mismo. Falta de flexibilidad ante la vida. El dolor en las rodillas me indica que soy testarudo, orgulloso y necio, y prefiero el dolor antes de doblegarme ante nuevas ideas o ideas de los demás, soy inflexible.
  • Pies: me llevan hacia adelante en la vida. Si tienes problemas en los pies es porque no encuentras los medios necesarios para avanzar, ya sea por miedos o ya sea porque te dejas detener por los demás. No sabes que dirección tomar o incluso tienes la impresión de que siempre estás parado en el mismo sitio, no avanzas. Cualquier problema en los pies te indica que te mantengas bien arraigado a la realidad, al ahora. Representan el contacto con la tierra, simbólicamente la tierra es la madre y los síntomas en los píes son todos los conflictos relacionados con ella.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: